Página de inicio

Sé bienvenido a mi absurda dimensión.

“Escribir: la única manera de conmover a otros sin ser incomodados por su rostro”

Jean Rostand

Entradas recientes

El cielo te espera, Margarito

 Un día, el pájaro Margarito cobró conciencia de la jaula en que vivía. Este hecho fortuito implicó una gran desgracia, pues el pájaro, a partir de entonces, encadenó accesos de melancolía, brotes de negación y días donde se comportaba como un simple pájaro enjaulado.  Advirtiendo que su mundo era muy reducido, apenas 18x18x24 cm, abandonóSigue leyendo “El cielo te espera, Margarito”

Pan recién hecho

 Es hermoso dormirse después de comer pan, lo mismo da un prado que la corte de un rey al que le van a cortar la cabeza. A veces las semillas hacen de las suyas, echan raíces muy cerca de donde se generan los latidos en cantidad de 60 a 100 por minuto y crece unSigue leyendo “Pan recién hecho”

Mis pequeños

 Ella los amaba.  Ellos tenían hambre.  Los encontró atados a un árbol en el bosque. Alguien los había dejado allí para que se murieran de hambre.  Anne cortó las cadenas con una motosierra eléctrica, acarició las cabezas de ambos currucs y estos le agradecieron el gesto dándole besos. Anne se los llevó a casa.  EranSigue leyendo “Mis pequeños”

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora