Página de inicio

Sé bienvenido a mi absurda dimensión.

“Escribir: la única manera de conmover a otros sin ser incomodados por su rostro”

Jean Rostand

Entradas recientes

Ojos blancos

 Los ojos vacíos al final del pozo habían pertenecido a un hombre con el corazón vacío. Desde su caída de diez metros un día diez de diciembre habían visto muchas cosas, sobre todo a la luna tratando de escapar. En Navidad vio cómo un cuervo negro, con su pico naranja y sus graznidos púrpuras, descendíaSigue leyendo “Ojos blancos”

Fin de semana

 Trataron de hacer el amor pero se detuvieron y lloraron.  Jugaron a algo juntos y se sintieron alejados.  Cogidos de la mano descubrieron qué era el frío.  Prepararon la cena perfecta y apenas probaron bocado. Las canciones en el tocadiscos estaban hechas de silencio.  Fueron al cine a última hora del domingo y sus miradasSigue leyendo “Fin de semana”

Duo facies

 Hay un pueblo chino entre montañas, más allá de un puente sostenido sobre diez arcos, donde los habitantes tienen dos caras. No es que sean dados a la hipocresía sino que sufren el mismo mal que el difunto Edward Mordrake, nacido con una malformación tal que había en la parte posterior de su cabeza unSigue leyendo “Duo facies”

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora